Paime y Retorno, para médicos y enfermeras

Hace unos días leía en la prensa un reportaje sobre los médicos pacientes, relacionado con un estudio que ha realizado recientemente la Fundación Galatea. Esta Fundación desarrolla el Programa de Atención Integral al Medico Enfermo ,PAIME, y se ocupa de velar por la salud de los profesionales sanitarios, fundamentalmente médicos, y de realizar estudios periódicos para conocer el estado, condiciones de trabajo y estilos de vida de estos profesionales.

PAIME

El objetivo  del PAIME es, proporcionar asistencia integral a los profesionales sanitarios que padezcan alguna enfermedad mental o conducta adictiva y además rehabilitar a los enfermos para que puedan ejercer su profesión, garantizando al ciudadano una buena practica. Esta idea, tiene su punto de partida en la iniciativa de la Asociación Médica Americana a principios de los años 70, cuando definieron el estatus del “medico enfermo”

Los profesionales sanitarios, sean médicos o enfermeros, enferman como todo el mundo, lo que sucede es que habitualmente, ellos niegan o minimizan su problema, evitando acudir a una consulta cuando padecen una patología de este tipo, minimizando, como decía, su enfermedad  o retrasando así su tratamiento  por miedo a una perdida de credibilidad.

Continuar leyendo“Paime y Retorno, para médicos y enfermeras”

Ponerse en el lugar del otro

Estos días en los que dos personas amigas han acudido al Hospital como pacientes, me han transmitido dos relatos, que por el valor que para mi tienen como enfermera,  los quiero transmitir.  Se trata de personas de 71 y 78 años respectivamente y la causa de la asistencia, era una cirugía de cataratas y una consulta de especialidades.

ENFERMERA

La que fue operada de cataratas, llega al “box” correspondiente en el Hospital de día y una vez que se instala y mientras le pasan al quirofano, llega una enfermera que en lugar de presentarse le dice: “Ola guapa, buenos días, ¿estas nerviosa?, no te preocupes que esto no es nada”. Mi amiga no daba crédito a lo que escuchaba. Ella, lo mínimo que esperaba es que le dijera su nombre, que a su vez,  le llamara por su nombre, en lugar de llamarle “guapa” y por lo menos le preguntara, si quería que le aclarase algo respecto de la intervención que le iban a realizar. No ocurrió nada de esto.  Al cabo de un rato fue traslada al quirofano y la media hora que duró su estancia, todo lo que escucho a lo largo de su intervención,  fueron conversaciones personales, referidas al trabajo, criticas al Servicio, al Sindicato y lo que tenían planeado para las vacaciones.

La otra persona, que fue a realizarse una revisión tras una cirugía, salio indignadísima tras la consulta, al sentirse tratada por la enfermera como un niño, tanto en su forma de dirigirse a el, como en las explicaciones que le daba. Al punto que tuvo que decirle:”Oiga enfermera, tengo 78 años, pero no soy ni niño, ni tonto, en mi vida profesional, he tenido grandes responsabilidades y creo que le voy a entender mejor, si me trata como una persona adulta. Creo que la edad no justifica el que usted me hable de esta manera.

He indicado las edades porque tengo la sensación de que este trato infantil por parte de la enfermera pueda estar relacionado con la edad de los pacientes.

Estas dos experiencias de personas cercanas a mi, que han coincidido en el tiempo y que me las han transmitido, porque saben que me interesa todo lo que tenga que ver con la profesión enfermera, me han dado lugar a pensar, que aunque el enfermero en la actualidad es un profesional con amplios conocimientos, lo he repetido muchas veces, el Grado, las Especialidades, los Másteres, el Doctorado, ademas de la intensa formación continuada que realiza etc., es evidente que el hecho de tener el conocimiento, no garantiza el que ese profesional, situé al paciente  “en su centro de atención”, por mucho que hablemos de la humanización de la Asistencia Sanitaria.

La Competencia de la enfermera o enfermero quedara en entredicho por muchos conocimientos y habilidades que tenga, si no posee una verdadera actitud (empática, cercana,comprensiva, de escucha)…..Quizá sea este un aspecto a revisar, si la técnica y el conocimiento teórico, estén suplantando al cuidado mas humano, mas cercano.

Si ademas de aportar su conocimiento, se mantuviera ante el paciente, la actitud que corresponda en función de la persona que tenga delante, sin duda llegaríamos a ser profesionales excelentes.” No hagas a otros lo que te enfurecería si te lo hicieran a ti”

Dia Internacional de la Enfermería

Un año mas, no quiero dejar pasar la fecha del 12 de Mayo, celebración en todo el mundo del día Internacional de la Enfermería, sin enviar desde mi blog un mensaje de felicitación, a todas y todos los enfermeras y enfermeros del mundo.

Sabéis que conmemoramos el nacimiento de Florence Nigthingale (1820-1910) que fue reconocida como la impulsora de la profesionalización de la enfermería.

florence-1

Este día, se trata  de organizar desde todas las Instituciones relacionadas con la profesión,  actos diversos, implicando tanto a los propios enfermeros como a la sociedad en general, de manera que a través de ellos se de una mayor visibilidad, tanto a la persona de la enfermera, como a la profesión.

He de reconocer desde mi propia experiencia, como Presidenta que he sido de un Colegio de Enfermería que se han dado grandes pasos en estos últimos treinta años, no solo en el desarrollo de la profesión, que eso es algo ya evidente y un hecho que no tiene vuelta atrás, sino en el  reconocimiento de la profesión como tal. Hoy día, toda la sociedad reconoce a la enfermera y el paciente reconoce el cuidado prestado por una enfermera. Hace años no ocurría lo mismo. A todo lo que iba vestido de blanco, se le llamaba enfermera, sobre todo en el ámbito de la Sanidad privada, eso supuso el tener que realizar campañas en diversos medios de comunicación para que se distinguiera a la enfermera, de la auxiliar, de la cuidadora etc. y este es un hecho real, aunque hoy día cueste creerlo.

Afortunadamente podemos decir que la profesión se ha consolidado en cuanto a su estatus como profesión, aunque eso no quiere decir, que no sigan coleando temas importantes para la profesión y que se siguen arrastrando hace años, como es,  el finalizar con el desarrollo de las especialidades, la ratio enfermera que es muy bajo, el reconocimiento de la enfermera escolar y otros temas, por los que tendrá que seguir peleando la profesión. Lo importante es que seguimos avanzando.

Enfermeras en Centros Escolares

Hace unos días leía, que se ha firmado un acuerdo entre el Consejo General de Enfermería y la Asociación madrileña  de enfermeras en Centros Educativos ( Amece N.I.), al objeto de realizar el primer  “mapa de la situación de enfermeras en centros escolares”, para poder  mostrar a las Instituciones  la necesidad de esta figura.

Me alegra mucho que hayan tomado esta decisión, pues es una de las asignaturas pendientes, de las que se viene hablando desde hace muchos años. Yo he abordado este tema en un par de ocasiones y explicado los diferentes momentos que ha vivido esta figura, por lo menos en el País Vasco.

salud escolar 1

A mi me llama la atención que a estas alturas, pues este tema ya viene de largo,  se hable de realizar el primer mapa y que se desconozca el numero de enfermeras escolares a  nivel de todo el Estado. No parce tan difícil recabar este dato,  a través de los Colegios Profesionales y de cada Administración Autonómica , cuando ademas sabemos que existen tan pocas enfermeras escolares. La mayor dificultad puede darse en las grandes Autonomías, pero en cualquier caso no creo que requiera dedicarle demasiado tiempo para conocer esa realidad. Lo que si hace falta es, ganas de sacar el tema adelante  y que el trabajo sea conjunto y que no dependa únicamente de la voluntad de cada Autonomía, mas bien que se convierta en una norma de obligado cumplimiento.

El dato que dan, es que hay cerca de ocho millones de escolares y ya se ha repetido en muchas ocasiones y desde diferentes instancias, la función que puede y debe desempeñar una enfermera escolar.

Todos sabemos que hoy en día, los niños no dejan de ir a la Escuela porque tengan patologías crónicas o tengan necesidades especiales y es una responsabilidad y necesidad,  garantizar la salud de esos niños.

La enfermera escolar, ademas de realizar una función asistencial, dando cobertura a las distintas patologías, tiene una función importante en la educación para la salud, orientando desde edades tempranas en hábitos de alimentación, higiene etc., ademas de ocuparse de los diversos accidentes que se dan a diario en la Escuela, que en ocasiones supone que sea el profesor el que tenga que llevar al niño al hospital.

A ver si se logra configurar pronto, ese primer mapa, sobre la realidad de las enfermeras escolares y se empieza a contratar a estos profesionales tanto a nivel de centro privados, como públicos.

 

¿Por qué hay tantos niños diagnósticados de hiperactividad?

Hace algunos meses cayo en mi mano por casualidad el libro de Carl Honore, titulado “Elogio de la lentitud” que trata, sobre un movimiento mundial que desafía el culto a la velocidad y que puede servir de guía para aquellas personas que quieran o puedan reducir la velocidad en su vida diaria.  El autor propone una revolución que a mi me parece difícil de llevar a la practica, debido a los estilos de vida en los que nos movemos, rodeados de un permanente estrés. Lily Tomlim dice, “Para obtener un rápido alivio del estrés, prueba a ir más despacio”. Para conseguirlo tendría que ser a través de grupos como el “movimiento Slow o grupos parecidos, que estimulen a las personas a vivir la vida de una manera mas pausada,  ya que la hipervelocidad a la que esta sometida la sociedad en su conjunto y que esta afectando de una manera directa en los niños,  es una cultura a nivel mundial.

Hiperactivos

Recientemente he asistido a una conferencia, bajo el titulo “La infancia bajo el Neoliberalismo”,  en la que se incidió sobre todo en el “déficit de atención” que se esta percibiendo desde los adultos hasta los menores.Lo concretaron fundamentalmente en los niños que llamaban “hiper”, es decir, hiperactivos, hiperconectados, hipersexualizados, e hiperempoderados, explicando el significado de cada una de las hiperactividades y se cuestionó las consecuencias que puede estar suponiendo en la infancia, el tener una vida excesivamente acelerada,  pautada, sin prácticamente resquicio para jugar, suponiendo que esa exigencia de rendir al máximo va en contra de la felicidad, pues se esta aplastando el deseo de los niños, de jugar, de sentir, de inventar, de imaginar…..

Continuar leyendo“¿Por qué hay tantos niños diagnósticados de hiperactividad?”

En memoria de mis abuelos paternos

No quiero finalizar el año sin recordar de una manera especial a mis abuelos con motivo de que, este año 2018, hace ya un siglo de aquella fatídica epidemia de gripe conocida como  la “gripe española”.

GRIPE-1

Murieron más personas por esta gripe que por  la primera Guerra Mundial. Aunque parece según la historia que ya hubo alguna oleada de gripe a finales de 1917, fue hacia el primer trimestre de 1918 cuando ya se empezó a reconocerla como una pandemia. Pese a que se la ha conocido con el nombre de “gripe española”,  los primeros casos se registraron en Estados Unidos y posteriormente en Francia, pasando luego a España. Debido a la restricción de información que había en otros países, España no supo de la incidencia de la gripe en aquellos países y por eso se la empezó a llamar española, dado que en España se dio mucha mas información en la prensa al no verse involucrada en la guerra y no haber censura. Ademas España fue uno de los países mas afectados con cerca de ocho millones de personas infectadas y alrededor de 300.000 muertes.

La mayoría de las victimas fueron personas saludables de entre 20 y 40 años, aunque también afecto a niños, mayores e incluso a animales. Precisamente mis abuelos tenían recién cumplidos los 26 y 32 años respectivamente,  cuando murieron ambos con pocas semanas de diferencia,  como consecuencia de la citada gripe, dejando a dos hijos de 2 años (mi padre) y su hermano con tres meses de edad. Esa terrible desgracia marco mucho la vida de mi padre que tuvo que pasar a vivir con sus abuelos, separado de su hermano que se fue a vivir con unos tíos. No ha pasado un año, primero en la vida de mi padre y posteriormente en la mía en la que no hayamos recordado este hecho. He querido aprovechar la oportunidad de mi blog, para rendir homenaje  a mis abuelos, a los 100 años de su fallecimiento, aunque no tuve la oportunidad de conocerlos.

Al parecer sigue existiendo el miedo desde aquel 1918 de que se pueda desatar una crisis como la que sacudió al mundo en aquel momento, por eso a veces se desatan las alarmas como en el caso de la” gripe aviar” por ejemplo. Sin embargo lo positivo de aquella, gripe si se puede encontrar algo positivo, es que se creo la “Liga de las Naciones” que se concibió como un Organismo de de cooperación y coordinación internacional, que sirvió de base para el control global de las siguientes crisis sanitarias.

Abuelos, Francisco y Juana, va por vosotros.