La salud escolar en tiempos de COVID

En este espacio y en varias ocasiones, he dado mi opinión sobre el valor que” la enfermera escolar” aporta a la salud de los alumnos de las escuelas. Esta es una reivindicación que viene de largo y que cada vez que se plantea su necesidad ,se citan una larga serie de argumentos que justifican, por qué una enfermera debe de formar parte de la plantilla de los centros escolares.

ESCUELA Y CORONAVIRUS 2

Considero que esta demanda, no es un invento de los Colegios Profesionales, para ampliar los puestos de trabajo de los profesionales de enfermería. El planteamiento esta relacionado con el valor que tiene el prestar a estos  alumnos “cuidados”,  para proteger su salud, prevenir la enfermedad y resolver las incidencias,  que en el día a día ocurren en un centro escolar. No seria necesario incidir,  en que la necesidad de atención, que tiene este grupo de población es cada vez mayor, debido a que en la actualidad, están escolarizados,  todo tipo de chavales, independientemente de que tengan cualquier enfermedad crónica o necesidad sanitaria.

Todo esto va al hilo de las reiteradas demandas que se están haciendo desde muchos Colegios de Enfermería , en este preciso momento, argumentando a las Administraciones de Salud de las Autonomías respectivas, la necesidad de la figura, de la “enfermera de salud escolar”, ahora mas si cabe, al comienzo del Curso Escolar y ante la amenaza del COVID.

En estos momentos, es, cuando la enfermera tiene , un papel todavía mas necesario, en la gestión, en la valoración y en el acompañamiento de estos niños en el espacio de aislamiento en el caso de contagio. La enfermera sin duda trabajaría sobre las medidas preventivas, realizaría la labor de vigilancia epidemiológica, de cara a los alumnos y al profesorado. Todos sabemos que la mala gestión de la infección, puede generar un caos, que podría evitarse, si esto se lleva de una manera profesional.

En la actualidad en los centros escolares, esta función la realiza un profesor, nombrado  coordinador para el Covid y los niños contagiados se derivan a  la Atención Primaria.   Yo creo que bastante problema tienen los profesores con ocuparse de su labor pedagógica, sin  añadir a esta función la responsabilidad de la salud de sus alumnos  y no digamos la Atención Primaria,  cómo va a gestionar esta carga de trabajo, cuando ya tiene bastantes dificultades debido a la precariedad de las plantillas. La respuesta esta clara…….de mala manera.

Cuesta entender que haya tanta resistencia por parte de los Departamentos de Salud, en regular la enfermería escolar como figura necesaria, en la asistencia, prevención y educación para la salud de los escolares.  Quiero entender que la negativa en  regularla,  tendrá que ver con el gasto que esto pueda suponer.¿ No seria mejor entenderlo como una inversión a corto  plazo, por los resultados que se pueden obtener, en la mejora de salud de los escolares ?.

Ante la ausencia casi generalizada de enfermeras escolares, me parece una actitud excelente que el Colegio de Enfermeria de Gipuzkoa, se haya puesto en contacto con todos los Centros escolares, padres de alumnos y  los AMPAs, ofreciéndoles sus servicios de orientación y asesoramiento. Espero que les pueda ser de utilidad esta oferta realizada de manera desinteresada.

Descontrol de la pandemia

Segunda Emergencia Sanitaria en Euskadi y las cifras de infectados,  suben cada día. Ya estamos al mismo nivel en cifras,  que a comienzos de la Pandemia el mes de Marzo. Se han  contabilizado  453 nuevos infectados en las ultimas veinticuatro horas. Es verdad que Osakidetza ha realizado cerca de medio millar de pruebas PCR y eso  supone  que la cifra de infectados aumente, pero los datos, son los que nos reflejan  la realidad de infectados por Covid 19. También es verdad que la situación de los infectados ha cambiado, siendo el perfil actual de personas afectadas menos grave y con menos ingreso hospitalario, pero estas cifras van aumentando y no es banal el numero de personas que hay en planta y los que empiezan a ocupar las UCIS.

CORONA 2

No podemos bajar la guardia y es evidente que no es suficientemente adecuado el comportamiento ciudadano, para contener el virus.

La situación es preocupante  e inesperada, ya que siempre se nos decía que el problema de la posible segunda oleada, llegaría con el otoño y que el verano podía darnos una tregua.

¿Que es lo que ha fallado en la previsiones de los expertos?.  No se si necesito que alguien me de una respuesta, porque poco de lo que nos dicen nos da ninguna seguridad. Falta información de rigor, tanto por parte de la Administración Estatal como de la Autonómica.  ¿ Que nos llega?: información-desinformación; verdades-mentiras; contradicciones;  los que dicen y se desdicen al siguiente día. Yo personalmente estoy saturada de ver, oír y vivir todo lo que esta en relación con esta pandemia.  ¿No seria mejor que se hablase menos,que no se diesen tantas versiones de las cosas y se concretaran las noticias?, porque da la sensación de que el ciudadano no escucha y cada uno hace lo que le apetece. No tenemos mas que mirar lo que ha pasado desde que empezó la llamada “nueva normalidad”

Continuar leyendo“Descontrol de la pandemia”

¡ La multifuncionalidad de las mascarillas!!!!

No hay mas que darse un paseo por cualquier calle de pueblo o ciudad para observar el uso que se  esta haciendo de las mascarillas. Se utilizan de pajarita, de sombrero, de pulsera, de codera, hasta he visto usarlas de  gafas para evitar el sol en la playa; esto ademas de constatar que hay un porcentaje importante de personas que siguen sin usarlas.

mascarilla

También llama la atención la forma de guardarlas: en el bolsillo directamente, en el bolso sin protegerlas, en la manilla de la puerta, o encima de una cama. Por poner algunos ejemplos.

Me cuesta entender esta actitud. El fin del confinamiento y  las fases de la desescalada, las recibimos todos con la sensación de una gran liberación  y con la esperanza de no tener que volver a pasar por la misma experiencia, a pesar de que ya se venia advirtiendo de la posibilidad de los rebrotes. Para ello se pedía a la población  poner especial cuidado en el lavado de manos, en la distancia social y en el uso de mascarillas. Cuesta creer que haya sido tan drástico el confinamiento y la dura experiencia vivida, con todo lo que se ha ido dejando por el camino, a nivel sanitario y económico y que sea tan frágil la memoria de tantos ciudadanos , que pasan olímpicamente  de las medidas tan sencillas que debe de cuidar la población.

Ya ha comenzado el goteo de rebrotes y las autoridades sanitarias tratan de controlar la situación con actuaciones rápidas y los rastreos correspondientes, para evitar la extensión  del virus a nivel comunitario. Cada día se nos informa de los rebrotes que se están produciendo, de las medidas que se están tomando, de los test masivos que se están realzando, pero salvo en los lugares concretos donde están sucediendo los hechos, parece que el problema no va con una parte de la población.

El virus sigue estando latente y esta a la espera de que nos relajemos un poco mas, en cuyo caso, podria crearse un problema mayor que el anterior.

Los responsables sanitarios, están constantemente apelando a la responsabilidad de los ciudadanos. Yo no solo pediría responsabilidad sino respeto por la vida de los demás.  Los casos detectados en los test masivos  como consecuencia de algunos rebrotes, se han identificado entre personas jóvenes (18-35 años), me estoy refiriendo a datos del  País Vasco, personas que tienen un potencial importante para contagiar  a colectivos vulnerables.

¿Que mas hace falta para que los ciudadanos nos tomemos en serio esta pandemia? Nadie quiere confinarse, todos queremos trabajar, todos entendemos el cansancio de los sanitarios,así como  los problemas de recursos sanitarios que pueden darse en caso de otro rebrote de grandes dimensiones, pero no queremos sacrificar nuestra forma de vida.

Estamos en el momento de decidir si queremos colaborar  con nuestra actitud,  a evitar que el Covid se siga extendiendo y de  convencernos, de que lo que hagamos cada uno de nosotros es fundamental para atajar el problema, mientras no tengamos vacuna o tratamiento. Ya vimos que los resultados del confinamiento fueron efectivos.

Por favor: lavado de manos, distancia social y mascarilla. No es tan complicado.  Solo requiere un poco de disciplina.

¿ Es esta “la nueva normalidad”?

Se ha comenzado ya, a dar pasos a diferentes velocidades, a esa tan ansiada normalidad, que se  ha dado en llamar “la nueva normalidad” y la verdad es que no me gusta nada, muchas de las cosas que veo y oigo.

desescalada 2

La avalancha a las playas, las cuadrillas en los montes,  los botellones entre grupos de jóvenes, las celebraciones de cumpleaños en grupos grandes, el porcentaje alto de personas sin mascarilla que no respetan la distancia de seguridad, terrazas repletas de gente, chavales de charleta delante del Instituto sin preocuparse de la distancia, ni de la mascarilla… Estos son algunos de los muchos ejemplos que podría mencionar.

Todos entendemos que somos seres sociales y que no ha sido fácil asumir un confinamiento de golpe y porrazo, sin tiempo para digerirlo y que no ha sido lo mismo para todas las personas, en función de sus situaciones económicas,  de vivienda, familiares etc.,  pero todos hemos comprobado que gracias al confinamiento, se ha podido frenar la tremenda situación sanitaria que se ha vivido y cuya amenaza como todos sabemos,  aun persiste.

En estos momentos podemos sentirnos moderadamente optimistas, cuando vemos que tras noventa días de medidas restrictivas, llevamos dos días  sin fallecimientos por el Covid y la tasa de infección del virus esta descendiendo considerablemente. Siendo necesario el optimismo, así como el intento de normalizar de alguna manera nuestras vidas, en favor de la salud económica y psicológica de todos, no es menos necesario que cada uno de nosotros asumamos la responsabilidad de sentirnos actores fundamentales  en el proceso que pueda ir desarrollando esta pandemia. Sin embargo la actitud que en muchos casos se esta adoptando en estos primeros pasos de la desescalada,  deja mucho que desear.

Solamente por el respeto que merecen todos los fallecidos 27.127 a nivel estatal y  386.000 a nivel mundial y la consideración y el agradecimiento que deberíamos de sentir,  por el trabajo y desgaste de todos los sanitarios y el de tantos trabajadores esenciales, que nos ha permitido que el resto, hayamos estado atendidos y protegidos, debería de ser suficiente, para evitar con nuestra actitud, contagiar y ser contagiados.

Creo que tendríamos que hacer mas uso del sentido común, del respeto y de la responsabilidad, valores que deberíamos de reforzar, si no queremos alargar mas de lo necesario esta pandemia. ¡ Seguro que llegaran tiempos mejores si ponemos todos de nuestra parte!

Día Internacional de la Enfermera. Covid-19

Este 12 de Mayo, celebramos  el Día Internacional de la Enfermería, aunque de una manera especial, por estar viviendo una situación excepcional, sumergidos en este estado de alarma, como consecuencia de la pandemia del  Covid.  Coincide con la celebración del bicentenario del nacimiento de Florence Nightingale (1820-1910),  por lo que la OMS  ha designado al año 2020 , como el” Año Internacional de la Enfermera y la Matrona”. Así mismo el Consejo Internacional de Enfermeras, ha impulsado la campaña Noursing Now, en la que se viene trabajando desde finales del pasado año, en diferentes acciones y grupos de trabajo, al objeto de dar visibilidad y poner en valor el papel de la profesión.

Dia Internaciona, 2020

Nadie imaginaba cuando se planteaba la organización de  estos eventos, que  íbamos a vernos inmersos en esta terrible pandemia que ha puesto patas arriba la salud y la economía del planeta . Tampoco imaginábamos por tanto,  como iba a quedar afectado el sistema sanitario y  mucho menos que no iba a hacer falta ningún tipo de campaña para poner en valor la capacidad, la profesionalidad y la humanidad de las enfermeras, así como su capacidad de gestión.   Es evidente que las consecuencias de la pandemia, han cambiado por si mismas la percepción que tiene la ciudadanía de la labor de las enfermeras.

Los aplausos de las ocho de la tarde, que de manera tan espontanea  se ofrecen en agradecimiento al trabajo y al tremendo estrés por el que están pasando las enfermeras, es sin duda una inyección de animo para seguir trabajando.  Estoy convencida sin embargo,  que las enfermeras no quieren sentirse héroes, ni se consideran héroes.

Lo que  necesitan los profesionales sanitarios y en especial las enfermeras, es seguridad en el trabajo. Es necesario recordar, la escasez de recursos, como  de EPIS y de barreras de protección o de mala calidad que se han utilizado, la escasez de plantillas, que ha influido en  la sobrecarga de trabajo y el estrés emocional vivido por las enfermeras, entre otras cosas,  a causa de la política de personal que se ha llevado en este país y que ha obligado a realizar incluso contratos a personal poco cualificado. En estas situaciones tan extremas, como las que han vivido las UCIS, uno es consciente de la importancia  del personal cualificado, y para ello existen las especialidades a las que no se esta poniendo en valor, como es la especialidad medico-quirúrgica.

Todos aprenderemos y sacaremos conclusiones tras esta situación tan excepcional que nos esta tocando vivir, pero  espero que la Administración Sanitaria, de una vez por todas, empiece a poner en valor a la profesión enfermera, reconociéndola como la fuerza para el cambio, permitiendo, entre otras cosas que participen en la toma de decisiones que afectan a la salud, cosa que en este momento es tan poco habitual.

Quiero transmitir desde estas lineas,  a todos los compañeros que han estado en primera linea de la pandemia  y aprovechando la celebración del Día de la Enfermería, mi enorme admiración por el trabajo que están realizando.

 

 

Covid 19. Desde la esperanza

En el comienzo de la cuarta semana de confinamiento, desde que se decretó el estado de alarma por el Covid 19 y aunque parece que ya  empieza a notarse una importante bajada, tanto en el numero de contagios, como en el número de fallecimientos, las cifras que hoy mismo se han dado a nivel de España, de 140.510  infectados y 13.798 fallecimientos, sin olvidarnos de la situación del resto del mundo, sobrecoge de tal manera que hay que hacer un esfuerzo para mantener el ánimo.

CORONAVIRUS

Información  tenemos toda,  muchas veces en exceso y por desgracia de todos los sesgos, pero supongo que a estas alturas, ya vamos aprendiendo a discernir y escuchar aquello que realmente nos interesa.

Todos vivimos tiempos de preocupación y de reconocer la fragilidad humana. Este virus, nos recuerda que estamos en situación de precariedad, que supera las previsiones de todos los humanos. Cada uno  de nosotros desde nuestro confinamiento, desde lo que nos esta tocando hacer en este momento, seguro que trataremos de mantenernos, de la manera mas saludable posible, preparándonos, para cuando llegue el pistoletazo de salida, que aun no sabemos cuando, ni cómo sera, si sabemos, que tenemos que salir de esta, intentando que nadie quede atrás.  Quizá sea el momento de revisar nuestros valores,  de recuperar la humanidad, esa humanidad que en este momento se siente amenazada y de que se remuevan muchas conciencias.

Continuar leyendo“Covid 19. Desde la esperanza”