¡ La multifuncionalidad de las mascarillas!!!!

No hay mas que darse un paseo por cualquier calle de pueblo o ciudad para observar el uso que se  esta haciendo de las mascarillas. Se utilizan de pajarita, de sombrero, de pulsera, de codera, hasta he visto usarlas de  gafas para evitar el sol en la playa; esto ademas de constatar que hay un porcentaje importante de personas que siguen sin usarlas.

mascarilla

También llama la atención la forma de guardarlas: en el bolsillo directamente, en el bolso sin protegerlas, en la manilla de la puerta, o encima de una cama. Por poner algunos ejemplos.

Me cuesta entender esta actitud. El fin del confinamiento y  las fases de la desescalada, las recibimos todos con la sensación de una gran liberación  y con la esperanza de no tener que volver a pasar por la misma experiencia, a pesar de que ya se venia advirtiendo de la posibilidad de los rebrotes. Para ello se pedía a la población  poner especial cuidado en el lavado de manos, en la distancia social y en el uso de mascarillas. Cuesta creer que haya sido tan drástico el confinamiento y la dura experiencia vivida, con todo lo que se ha ido dejando por el camino, a nivel sanitario y económico y que sea tan frágil la memoria de tantos ciudadanos , que pasan olímpicamente  de las medidas tan sencillas que debe de cuidar la población.

Ya ha comenzado el goteo de rebrotes y las autoridades sanitarias tratan de controlar la situación con actuaciones rápidas y los rastreos correspondientes, para evitar la extensión  del virus a nivel comunitario. Cada día se nos informa de los rebrotes que se están produciendo, de las medidas que se están tomando, de los test masivos que se están realzando, pero salvo en los lugares concretos donde están sucediendo los hechos, parece que el problema no va con una parte de la población.

El virus sigue estando latente y esta a la espera de que nos relajemos un poco mas, en cuyo caso, podria crearse un problema mayor que el anterior.

Los responsables sanitarios, están constantemente apelando a la responsabilidad de los ciudadanos. Yo no solo pediría responsabilidad sino respeto por la vida de los demás.  Los casos detectados en los test masivos  como consecuencia de algunos rebrotes, se han identificado entre personas jóvenes (18-35 años), me estoy refiriendo a datos del  País Vasco, personas que tienen un potencial importante para contagiar  a colectivos vulnerables.

¿Que mas hace falta para que los ciudadanos nos tomemos en serio esta pandemia? Nadie quiere confinarse, todos queremos trabajar, todos entendemos el cansancio de los sanitarios,así como  los problemas de recursos sanitarios que pueden darse en caso de otro rebrote de grandes dimensiones, pero no queremos sacrificar nuestra forma de vida.

Estamos en el momento de decidir si queremos colaborar  con nuestra actitud,  a evitar que el Covid se siga extendiendo y de  convencernos, de que lo que hagamos cada uno de nosotros es fundamental para atajar el problema, mientras no tengamos vacuna o tratamiento. Ya vimos que los resultados del confinamiento fueron efectivos.

Por favor: lavado de manos, distancia social y mascarilla. No es tan complicado.  Solo requiere un poco de disciplina.

¿ Es esta “la nueva normalidad”?

Se ha comenzado ya, a dar pasos a diferentes velocidades, a esa tan ansiada normalidad, que se  ha dado en llamar “la nueva normalidad” y la verdad es que no me gusta nada, muchas de las cosas que veo y oigo.

desescalada 2

La avalancha a las playas, las cuadrillas en los montes,  los botellones entre grupos de jóvenes, las celebraciones de cumpleaños en grupos grandes, el porcentaje alto de personas sin mascarilla que no respetan la distancia de seguridad, terrazas repletas de gente, chavales de charleta delante del Instituto sin preocuparse de la distancia, ni de la mascarilla… Estos son algunos de los muchos ejemplos que podría mencionar.

Todos entendemos que somos seres sociales y que no ha sido fácil asumir un confinamiento de golpe y porrazo, sin tiempo para digerirlo y que no ha sido lo mismo para todas las personas, en función de sus situaciones económicas,  de vivienda, familiares etc.,  pero todos hemos comprobado que gracias al confinamiento, se ha podido frenar la tremenda situación sanitaria que se ha vivido y cuya amenaza como todos sabemos,  aun persiste.

En estos momentos podemos sentirnos moderadamente optimistas, cuando vemos que tras noventa días de medidas restrictivas, llevamos dos días  sin fallecimientos por el Covid y la tasa de infección del virus esta descendiendo considerablemente. Siendo necesario el optimismo, así como el intento de normalizar de alguna manera nuestras vidas, en favor de la salud económica y psicológica de todos, no es menos necesario que cada uno de nosotros asumamos la responsabilidad de sentirnos actores fundamentales  en el proceso que pueda ir desarrollando esta pandemia. Sin embargo la actitud que en muchos casos se esta adoptando en estos primeros pasos de la desescalada,  deja mucho que desear.

Solamente por el respeto que merecen todos los fallecidos 27.127 a nivel estatal y  386.000 a nivel mundial y la consideración y el agradecimiento que deberíamos de sentir,  por el trabajo y desgaste de todos los sanitarios y el de tantos trabajadores esenciales, que nos ha permitido que el resto, hayamos estado atendidos y protegidos, debería de ser suficiente, para evitar con nuestra actitud, contagiar y ser contagiados.

Creo que tendríamos que hacer mas uso del sentido común, del respeto y de la responsabilidad, valores que deberíamos de reforzar, si no queremos alargar mas de lo necesario esta pandemia. ¡ Seguro que llegaran tiempos mejores si ponemos todos de nuestra parte!

Día Internacional de la Enfermera. Covid-19

Este 12 de Mayo, celebramos  el Día Internacional de la Enfermería, aunque de una manera especial, por estar viviendo una situación excepcional, sumergidos en este estado de alarma, como consecuencia de la pandemia del  Covid.  Coincide con la celebración del bicentenario del nacimiento de Florence Nightingale (1820-1910),  por lo que la OMS  ha designado al año 2020 , como el” Año Internacional de la Enfermera y la Matrona”. Así mismo el Consejo Internacional de Enfermeras, ha impulsado la campaña Noursing Now, en la que se viene trabajando desde finales del pasado año, en diferentes acciones y grupos de trabajo, al objeto de dar visibilidad y poner en valor el papel de la profesión.

Dia Internaciona, 2020

Nadie imaginaba cuando se planteaba la organización de  estos eventos, que  íbamos a vernos inmersos en esta terrible pandemia que ha puesto patas arriba la salud y la economía del planeta . Tampoco imaginábamos por tanto,  como iba a quedar afectado el sistema sanitario y  mucho menos que no iba a hacer falta ningún tipo de campaña para poner en valor la capacidad, la profesionalidad y la humanidad de las enfermeras, así como su capacidad de gestión.   Es evidente que las consecuencias de la pandemia, han cambiado por si mismas la percepción que tiene la ciudadanía de la labor de las enfermeras.

Los aplausos de las ocho de la tarde, que de manera tan espontanea  se ofrecen en agradecimiento al trabajo y al tremendo estrés por el que están pasando las enfermeras, es sin duda una inyección de animo para seguir trabajando.  Estoy convencida sin embargo,  que las enfermeras no quieren sentirse héroes, ni se consideran héroes.

Lo que  necesitan los profesionales sanitarios y en especial las enfermeras, es seguridad en el trabajo. Es necesario recordar, la escasez de recursos, como  de EPIS y de barreras de protección o de mala calidad que se han utilizado, la escasez de plantillas, que ha influido en  la sobrecarga de trabajo y el estrés emocional vivido por las enfermeras, entre otras cosas,  a causa de la política de personal que se ha llevado en este país y que ha obligado a realizar incluso contratos a personal poco cualificado. En estas situaciones tan extremas, como las que han vivido las UCIS, uno es consciente de la importancia  del personal cualificado, y para ello existen las especialidades a las que no se esta poniendo en valor, como es la especialidad medico-quirúrgica.

Todos aprenderemos y sacaremos conclusiones tras esta situación tan excepcional que nos esta tocando vivir, pero  espero que la Administración Sanitaria, de una vez por todas, empiece a poner en valor a la profesión enfermera, reconociéndola como la fuerza para el cambio, permitiendo, entre otras cosas que participen en la toma de decisiones que afectan a la salud, cosa que en este momento es tan poco habitual.

Quiero transmitir desde estas lineas,  a todos los compañeros que han estado en primera linea de la pandemia  y aprovechando la celebración del Día de la Enfermería, mi enorme admiración por el trabajo que están realizando.

 

 

Covid 19. Desde la esperanza

En el comienzo de la cuarta semana de confinamiento, desde que se decretó el estado de alarma por el Covid 19 y aunque parece que ya  empieza a notarse una importante bajada, tanto en el numero de contagios, como en el número de fallecimientos, las cifras que hoy mismo se han dado a nivel de España, de 140.510  infectados y 13.798 fallecimientos, sin olvidarnos de la situación del resto del mundo, sobrecoge de tal manera que hay que hacer un esfuerzo para mantener el ánimo.

CORONAVIRUS

Información  tenemos toda,  muchas veces en exceso y por desgracia de todos los sesgos, pero supongo que a estas alturas, ya vamos aprendiendo a discernir y escuchar aquello que realmente nos interesa.

Todos vivimos tiempos de preocupación y de reconocer la fragilidad humana. Este virus, nos recuerda que estamos en situación de precariedad, que supera las previsiones de todos los humanos. Cada uno  de nosotros desde nuestro confinamiento, desde lo que nos esta tocando hacer en este momento, seguro que trataremos de mantenernos, de la manera mas saludable posible, preparándonos, para cuando llegue el pistoletazo de salida, que aun no sabemos cuando, ni cómo sera, si sabemos, que tenemos que salir de esta, intentando que nadie quede atrás.  Quizá sea el momento de revisar nuestros valores,  de recuperar la humanidad, esa humanidad que en este momento se siente amenazada y de que se remuevan muchas conciencias.

Continuar leyendo“Covid 19. Desde la esperanza”

Adiós compañera, descansa en paz

Tras tres meses sin asomarme a la ventana de mi blog,  e inmersa en este confinamiento domiciliario en el que nos encontramos, para entre todos, hacer frente al coronavirus, nos llega la triste y dura noticia del fallecimiento de Encarni, enfermera vizcaína y necesito expresar mi tristeza y emoción ante semejante golpe para toda el colectivo de enfermería. Es la primera enfermera que fallece en España y al parecer el primer fallecido por el Covid-19 en Euskadi, había sido paciente suyo, en el Hospital de Galdakao.

CORONAVIRUS 3

Esta muerte pone en evidencia, las consecuencias que puede tener el contacto cara a cara con el coronavirus y aunque tengamos  un sistema sanitario muy preparado y unos profesionales cualificados, es evidente que ante una emergencia sanitaria sin precedentes como la que estamos viviendo,  comienzan  a aparecer las carencias de recursos materiales y humanos. No es el momento ni el lugar, llegaran tiempos para ello, pero simplemente viene a mi mente,  que con la crisis de 2008, se ajustaron en exceso las plantillas de los profesionales sanitarios, muy en concreto las de los enfermeros;  plantillas que en general no se han recuperado. Así mismo,  se viene repitiendo desde hace mucho tiempo,  que en España hay un déficit de 120.000  enfermeras, si lo comparamos con la Unión Europea, si a esto le añadimos las bajas por infección del virus y la cuarentena de los profesionales, es lógica la urgente necesidad de reclutar  enfermeras y enfermeros, que se esta viviendo, sobre todo en Madrid.

Continuar leyendo“Adiós compañera, descansa en paz”

Despedimos el 2019

A puertas de cerrar el año,  me resulta inevitable hacer un pequeño repaso de lo acaecido, recogido de la información mas o menos sesgada, a través de todos los medios de comunicación.abstracto1

Nombrare las que han ido pasando por mi cabeza, a sabiendas que me dejo cosas en el camino.

  • Las guerras de Yemen y Siria, de las que se habla bien poco a pesar de tratarse de catástrofes humanitarias, que afectan a millones de personas, tanto a nivel de muertes producidas, como de enfermedades como consecuencia de la guerra.
  • El movimiento feminista, unido a todos los problemas de desigualdad de la mujer y la violencia de genero, ademas de la muerte de tantas mujeres por causa de la violencia machista.
  • La cada vez mayor precariedad laboral a partir de la crisis de 2008, que genera paro, empleos indignos e importantes nichos de pobreza.
  • La convulsión electoral que vivimos, con un Gobierno en funciones durante tantos meses. La repetición de elecciones que genera tanto gasto y paraliza todo el desarrollo del país, no pudiendo dar pasos importantes que requiere la sociedad en el día a día.
  • La irrupción de partidos de la ultraderecha , ademas de nuevos partidos que van apareciendo en las nuevas convocatorias de elecciones.
  • El cambio climático, tan preocupante y que al parecer no se han obtenido los resultados deseados en la ultima reunión de la cumbre de Madrid.
  • el Brexit y todo lo que ello esta suponiendo a nivel político y económico.
  • Este momento de clara mutación social, que no sabemos muy bien lo que nos depara.
  • El mundo infantil, en el que tengo la sensación que tanto la enseñanza primaria como la  secundaria no están a la altura de las necesidades  o problemas con los que se van a encontrar a la edad adulta y no me estoy refiriendo a la tecnología.

En este somero repaso,no quiero olvidarme de los retos históricos de la profesión enfermera resaltando los mas recurrentes:

La desigual y lenta implantación de la Prescripción enfermera; la aprobación de la especialidad Medico-Quirúrgica, la ultima del grupo de especialidades; la consideración de la especialidades a nivel laboral, no solamente a nivel académico; la ratio enfermera, tan distantes de la ratio europea.

Me gustaría así mismo que el movimiento Nursing Now, comenzado el 2018,  promovido por la Organización Mundial de la Salid y el Consejo Internacional de Enfermeras, cuyo objetivo es visibilizar mas a la enfermera y darle el liderazgo que se merece, tuviese el apoyo suficiente, a nivel administrativo, social y profesional, con el fin de lograr el objetivo propuesto.

Que el  nuevo año nos traiga amor, solidaridad y transparencia.

feliz 2020