Día Internacional de la Enfermera. Covid-19

Este 12 de Mayo, celebramos  el Día Internacional de la Enfermería, aunque de una manera especial, por estar viviendo una situación excepcional, sumergidos en este estado de alarma, como consecuencia de la pandemia del  Covid.  Coincide con la celebración del bicentenario del nacimiento de Florence Nightingale (1820-1910),  por lo que la OMS  ha designado al año 2020 , como el” Año Internacional de la Enfermera y la Matrona”. Así mismo el Consejo Internacional de Enfermeras, ha impulsado la campaña Noursing Now, en la que se viene trabajando desde finales del pasado año, en diferentes acciones y grupos de trabajo, al objeto de dar visibilidad y poner en valor el papel de la profesión.

Dia Internaciona, 2020

Nadie imaginaba cuando se planteaba la organización de  estos eventos, que  íbamos a vernos inmersos en esta terrible pandemia que ha puesto patas arriba la salud y la economía del planeta . Tampoco imaginábamos por tanto,  como iba a quedar afectado el sistema sanitario y  mucho menos que no iba a hacer falta ningún tipo de campaña para poner en valor la capacidad, la profesionalidad y la humanidad de las enfermeras, así como su capacidad de gestión.   Es evidente que las consecuencias de la pandemia, han cambiado por si mismas la percepción que tiene la ciudadanía de la labor de las enfermeras.

Los aplausos de las ocho de la tarde, que de manera tan espontanea  se ofrecen en agradecimiento al trabajo y al tremendo estrés por el que están pasando las enfermeras, es sin duda una inyección de animo para seguir trabajando.  Estoy convencida sin embargo,  que las enfermeras no quieren sentirse héroes, ni se consideran héroes.

Lo que  necesitan los profesionales sanitarios y en especial las enfermeras, es seguridad en el trabajo. Es necesario recordar, la escasez de recursos, como  de EPIS y de barreras de protección o de mala calidad que se han utilizado, la escasez de plantillas, que ha influido en  la sobrecarga de trabajo y el estrés emocional vivido por las enfermeras, entre otras cosas,  a causa de la política de personal que se ha llevado en este país y que ha obligado a realizar incluso contratos a personal poco cualificado. En estas situaciones tan extremas, como las que han vivido las UCIS, uno es consciente de la importancia  del personal cualificado, y para ello existen las especialidades a las que no se esta poniendo en valor, como es la especialidad medico-quirúrgica.

Todos aprenderemos y sacaremos conclusiones tras esta situación tan excepcional que nos esta tocando vivir, pero  espero que la Administración Sanitaria, de una vez por todas, empiece a poner en valor a la profesión enfermera, reconociéndola como la fuerza para el cambio, permitiendo, entre otras cosas que participen en la toma de decisiones que afectan a la salud, cosa que en este momento es tan poco habitual.

Quiero transmitir desde estas lineas,  a todos los compañeros que han estado en primera linea de la pandemia  y aprovechando la celebración del Día de la Enfermería, mi enorme admiración por el trabajo que están realizando.