Actuación de la enfermera

Mi opinión respecto a la actuación de la enfermera tras el fatídico 24 de Diciembre en que se aprobó el Real Decreto de Prescripción, es que tiene que limitarse estrictamente a cumplir con la legalidad.

Yo creo que están circulando montones de escritos e información suficiente para no tener ninguna duda sobre cuál es la legalidad.

enfermera-siempre-prescripcion

 

El problema es el día a día de la enfermera, que sin comerlo ni beberlo, se encuentra enfrentada al médico, al paciente y a su propia Organización Sanitaria, que como siempre hace, se limita a enviar escritos, dando órdenes que benefician al propio Sistema Sanitario, que trata de evitar el cúmulo y el conflicto en el trabajo. Pero mienten cuando tratan de convencer de que ellos van a responder ante cualquier reclamación o conflicto legal que esas actuaciones puedan crear.

Así ha ocurrido toda la vida, se ha querido manejar a la enfermera al antojo de las Administraciones Sanitarias y de los propios médicos, en pro de que es el paciente el que sufre las consecuencias.

Ya es hora de ser conscientes de que hace mucho que la enfermera cumplió su mayoría de edad y de que tiene que regirse por sus Normas, Código Deontológico, además de por sus conocimientos. La enfermera es un profesional independiente, que forma parte de un equipo de salud, con una gran formación y un reciclaje permanente y tiene que ser responsable de sus propios actos. Hace mucho que pasó la época en la que “Vd. señorita, hace lo que le dice el médico”.

Es evidente que la enfermera no ha buscado este conflicto sino todo lo contrario. Lo único que hace es crearle problemas, porque siempre ha estado entre sus prioridades el velar por la salud de los pacientes y si los médicos han tenido tanto miedo a que las enfermeras prescriban, que ahora sean consecuentes con lo que han hecho.

Entiendo que los médicos a nivel individual no han generado el problema, pero tendrán que pedir responsabilidades a quien corresponda, que no es precisamente a la enfermera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *