Llega el verano sin turno para los temas pendientes de enfermería

La segunda quincena del mes de Junio ha llegado cargada de acontecimientos y todos ellos importantes.

El verano; el referéndum sobre el brexit; las elecciones generales y el fin de los estudios de cientos y cientos de estudiantes que han terminado sus grados o su formación profesional. Situaciones bien distintas, pero que afectan, todas ellas, de una manera u otra al ciudadano de a pie.

El verano es la situación ideal para la mayoría de las personas, porque es la época del año en la que unido al buen tiempo, se tiene la oportunidad para tomarse las vacaciones y disfrutar de la familia y sobre todo de los hijos, ya que durante el año no hay en general mucho tempo de reposo para poder hacerlo. Aunque hay quien dice que las vacaciones son a veces motivo de conflicto.

Qué vamos a decir del brexit. Ya se conoce el resultado del referéndum y sabemos que el Reino Unido ha abandonado la Comunidad Europea y todo lo que conocemos son las diferentes versiones sobre el tema y la enorme incertidumbre que esta situación puede crear, no solamente a los británicos, sino al resto de países, por las repercusiones colaterales que esto pueda suponer. Entre las muchas dudas está cómo afectará a la hasta ahora libre circulación de profesionales entre Reino Unido y el resto de estados miembros, por poner solo un ejemplo.

INCERTIDUMBRE

También se han celebrado las elecciones generales, con resultados por cierto distintos a lo que auguraban las encuestas. Entre ponte bien y estate quieto, y suponiendo que se llegue a pactos, estaremos en el mes de Agosto para cuando se pueda formar Gobierno. Ante esta situación ¿cuándo creen que puede llegar el turno a todos los temas pendientes con la profesión enfermera?

Por otro lado, ¿qué va a pasar con tantos estudiantes que han dedicado varios años a formarse con la idea de labrarse un futuro, cuando lleguen al mercado de trabajo?

Todos sabemos que un porcentaje alto irá directamente a engrosar la lista del paro y en el mejor de los casos les tocará en suerte algún contrato precario, de días, horas… y cuando llegue octubre, vuelta al paro.

Esto es lo que sucede con muchos enfermeros y enfermeras, que en verano se les hace contratos de sustitución para cubrir las vacaciones del personal fijo, y pasadas las mismas se van al paro hasta Navidad.

No vamos a perder la esperanza de que algún día nuestros gobernantes hagan una planificación de los recursos humanos que necesita nuestra Sanidad y además adecúen la ratio enfermera a la europea. En nuestro país la ratio es de 12,7 pacientes por cada enfermera, siendo la media europea de 8 pacientes.

Nada está claro, ni tan siquiera el tiempo que hará durante el verano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *