El Alzheimer, reto mundial

Desde el 30 de Agosto, fecha en la que se presentó mundialmente un nuevo fármaco experimental llamado “Aducanubab” que puede ser capaz de frenar el deterioro cognitivo que provoca el Alzheimer, se han ido publicando noticias, tanto a nivel local como de otras provincias, todas ellas esperanzadoras, haciéndolas coincidir además, con la celebración del Día Mundial del Alzheimer.

Destaca que la primera fase del proyecto Cita Alzheimer en Deba ya ha concluido para los primeros 700 voluntarios que accedieron a realizar los dos test que se plantean en el ensayo y que pusieron en marcha el pasado año. La primera revelación es que estos exámenes, sencillos y de pocos minutos de duración, son más eficaces para detectar cualquier anomalía que los que se utilizan ahora mismo en los centros de atención primaria, que no han resultado tan útiles como se pensaba. Por ello se considera que este es ya un paso importante.

Como explica el neurólogo Pablo Martinez Lage, el proyecto Deba, “no busca candidatos a un ensayo clínico, sino saber cómo se desarrolla la enfermedad, cómo funciona y en qué casos. Intentamos aportar datos sobre diagnósticos porque uno de los problemas es que se detecta tarde y se medica poco”.

Posteriormente pasarán a una segunda fase, que servirá para conocer el índice de riesgo que tiene una persona para desarrollar una demencia, es el índice Caide, que ayuda a realizar un diagnóstico precoz.

old-peoples-home-524234_960_720-alzheimer

En una enfermedad sin cura como el Alzheimer, la prioridad de los neurólogos es el diagnóstico precoz al objeto de que se pueda actuar sobre esta patología. La SEN estima que entre un 30 y un 40% de los casos está sin diagnosticar y que en 2050 se duplicaran las cifras actuales.

La importancia del diagnóstico precoz, dado que no hay hoy día tratamientos efectivos y que solo se han conseguido tratamientos sintomáticos para tratar la enfermedad, hace necesario actuar sobre otros parámetros, como puede ser el estilo de vida.

Aunque actualmente hay numerosos ensayos clínicos en marcha, no parece que ninguno pueda dar resultados positivos a corto plazo y aunque los investigadores seguirán trabajando en la búsqueda de nuevos tratamientos, parece importante empezar a relacionar la enfermedad con los estilos de vida, ya que un estilo de vida saludable no es solo bueno para el cuerpo, si no también para el cerebro.

Según la Catedrática de Farmacología de la Universidad de Navarra, María Javier,  “un control de los factores de riesgo durante toda nuestra vida puede ser clave para prevenir o disminuir los casos de enfermedad desarrollados”. Además, apunta que el estrés, parece tener un papel clave entre los factores de riesgo.

Me parece muy importante que, a través de la celebración de los “días mundiales” de las diferentes enfermedades o de campañas puntuales, se dé la mayor información posible a la sociedad, para que cada uno, desde sus posibilidades, trate de paliar esta enfermedad, que está tomando proporciones epidémicas. No debemos de olvidar que, desde la responsabilidad que tiene cada persona de cuidar de su propia salud, podemos conseguir reducir muchas enfermedades.

Yo, desde mi blog, quería mostrar mi particular guiño a la celebración mundial del Día del Alzheimer, felicitando y agradeciendo a tantas personas, desde investigadores, profesionales sanitarios, cuidadores y familiares entre otros, por el trabajo que están realizando.

El lema de este año ha sido “El valor del cuidador”, figura fundamental en el cuidado de estos pacientes, ya que el 59% de ellos vive con su familia, figura también que con el tiempo se irá reduciendo, debido al envejecimiento de la población y a la falta de recambio.

Gracias a todos ellos, una vez más.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *