Enfermeros Doctores

El pasado 15 de Julio asistí a la defensa de la Tesis Doctoral, de  Francisco Javier Ortiz de Elguea, enfermero responsable de Docencia e Investigación en enfermería del Hospital Donostia y profesor de la E.U.E Donostia de la Universidad del País Vasco, que bajo el titulo de: “Factores asociados al clima de seguridad del paciente en las practicas clínicas, predictores del estrés y evaluación integrada de competencias: Implicaciones para la formación en entornos clínicos y académicos”, obtuvo la calificación de sobresaliente cum  laude.

tesis 3

Aunque lo hice personalmente, quiero también a través de mi blog, expresarle mi mas sincera felicitación,   por toda su trayectoria profesional,  que le ha ido llevando al grado académico mas alto. Para mi como profesional de enfermería, es un motivo de orgullo y supongo que para toda la profesión,  el ver como  poco a poco, se va incrementando el numero de enfermeros doctores, cosa que hasta no hace tanto (la llegada del plan Bolonia) parecía imposible,  teniendo que utilizar  otras vías a través de otras licenciaturas para cumplir este objetivo

No hace mucho mas de diez años que la enfermería en España ha podido comenzar a realizar un verdadero desarrollo académico y científico  y desde ese momento, vamos percibiendo un avance significativo, aunque el camino no esta exento de obstáculos. Podemos decir, que en la actualidad ya se ha roto ese techo de cristal, que impedía alcanzar una carrera investigadora en la propia disciplina de enfermería.

No cabe duda que la defensa de una Tesis Doctoral, es un camino arduo y difícil y supone ademas tener una mínima habilidad oral para hacer una buena defensa, pero me permito desde aquí,  animar a  los enfermeros que están cursando el Grado, y que quieran aportar conocimiento a la profesión, a  que se atrevan a dar el salto al doctorado, aunque no piensen dedicarse a la docencia, ya que podemos caer en el error de pensar que el doctorado habilita únicamente  para ser profesor e  investigador en  la Universidad.

Ya se que este es un tema polémico y que da lugar a diversos  debates a través de algunos foros, entre los que piensan lo que acabo de expresar, es decir, que un doctorado solamente vale para aquellos que van a dedicarse a la docencia y  los que afirman que la formación en competencias investigadoras y en métodos de investigación, puede ademas,  aportar mucho  al cuidado asistencial. Yo personalmente pienso, que el doctorado,  puede ayudar a potenciar el pensamiento critico y entre otras cosas a buscar respuestas orientadas a mejorar la salud, tratando de ser autónomos y participes en el desarrollo de nuestra propia disciplina.

En cualquier caso, aunque solo sea para cubrir plazas en la Universidad,  hacen falta muchos enfermeros doctores para cubrir las plazas de enfermería. En caso contrario se irán cubriendo con doctores  de otras titulaciones y es posible que la enseñanza no sea la misma.

 

 

Deja un comentario