Escaso control ante los riesgos de tatuarse

Cuando veo a mi alrededor a personas tatuadas, sin la menor conciencia de riesgo y leo titulares como el de “Veneno en la piel” referido  a la sustancia que libera la tinta de los tatuajes, se me ponen los pelos de punta.

Parece que en Europa alrededor de 100 millones de personas llevan el cuerpo tatuado con al menos un símbolo o un recuerdo en el mejor de los casos, porque en otros casos el cuerpo en si es un tatuaje, mas o menos artístico, mas o menos luminoso, pero cargado de tinta de colores, que puede liberar sustancias cancerígenas. Esto es lo que dice un informe publicado recientemente por la Comisión Europea y que ha contado con la colaboración de la Agencia Española de Medicamentos y productos sanitarios, que constata que algunos de los colorantes utilizados están vinculados a la aparición de algunos tipos de tumores.

enfermerasiempre-tatuajes
Foto: Guillaume (CC BY-SA)

Este informe yo lo he conocido días antes de la celebración del Día mundial del cáncer,  en el que tantas personas se han involucrado tratando de dar visibilidad a una enfermedad,  cada día  mas cercana a cada uno de nosotros y en donde es fundamental trabajar en la prevención. Aunque cada vez existe mayor sensibilidad por parte de la población, sobre la necesidad de adoptar estilos de vida saludables,  para tratar de evitar o retrasar algunas enfermedades, sin embargo, en el caso de los tatuajes, cuando se informa sobre los peligros de las tintas, nadie se lo cree, ni los tatuadores, ni los tatuados.  Se justifican diciendo que utilizan productos homologados, con lo que se supone que alguien ha dado el visto bueno para su comercialización y desde esta creencia, todos  se quedan tan contentos. Es mas,  cuando he preguntado a alguna persona tatuada, por qué se tatúa y si se ha planteado alguna vez los riesgos que ello puedo conllevar, la respuesta es que le “entusiasma”  y que no se plantea ni el riesgo de las tintas, ni tan siquiera la duda de que el establecimiento donde se realiza la practica, pueda suponer ningún riesgo. En definitiva se esta dando más valor a la moda que a la salud.

Sabemos que en España hay un escaso control sobre los establecimientos de tatuajes, aunque la mayoría de las Comunidades Autónomas han desarrollado Decretos,  que tienen como objeto establecer las normas sanitarias que deben cumplir los citados establecimientos que se dedican al tatuaje, micro pigmentación o piercing. Las normas contenidas en esos Decretos,  se refieren a las condiciones del local;  a la formación higiénico sanitaria de los tatuadores;  al registro de los tatuadores y tatuados, así como a los sistemas de control. Son normas mínimas,  que garantizan un mínimo de seguridad sanitaria, que ya es algo, teniendo en cuenta que no hace tantos años se tatuaba en cualquier chiringuito, sin ningún tipo de asepsia, ni conocimiento sanitario por parte del tatuador.

enfermerasiempre-tatuaje

¿ Por que ese escaso control? La apertura de los establecimientos, a partir de la publicación de los Decretos, requiere de un permiso municipal del Ayuntamiento donde se ubica el local, con lo que la responsabilidad es de cada uno de los Ayuntamientos de la provincia. Ello hace que no haya unidad de criterios entre Ayuntamientos y se le de poco valor, al tratarse de establecimientos sueltos.  Salvo los de nueva creación, se desconoce la existencia de centros anteriores a la norma  y tengo muchas dudas respecto de si se realiza alguna inspección,  por la parte que corresponde a los Ayuntamientos, como por parte de la Dirección de Salud Publica  del Departamento de Salud correspondiente.

Quiero decir,  que cuando uno se tatúa ha de ocuparse de dos cuestiones, una es,  asegurarse de,   si el lugar al que va a acudir es un establecimiento que cumple todas las normas higiénico sanitarias y el profesional tiene un certificado de formación realizada y la segunda, puesto que no hay ninguna regulación respecto de las tintas, es  conocer los componentes, porque algunas contienen metales pesados. Las modas pasan,  pero la integridad de la piel o de la salud es para toda la vida y en este caso hay que pensar en el largo plazo.

Deja un comentario