¿Por qué hay tantos niños diagnósticados de hiperactividad?

Hace algunos meses cayo en mi mano por casualidad el libro de Carl Honore, titulado “Elogio de la lentitud” que trata, sobre un movimiento mundial que desafía el culto a la velocidad y que puede servir de guía para aquellas personas que quieran o puedan reducir la velocidad en su vida diaria.  El autor propone una revolución que a mi me parece difícil de llevar a la practica, debido a los estilos de vida en los que nos movemos, rodeados de un permanente estrés. Lily Tomlim dice, “Para obtener un rápido alivio del estrés, prueba a ir más despacio”. Para conseguirlo tendría que ser a través de grupos como el “movimiento Slow o grupos parecidos, que estimulen a las personas a vivir la vida de una manera mas pausada,  ya que la hipervelocidad a la que esta sometida la sociedad en su conjunto y que esta afectando de una manera directa en los niños,  es una cultura a nivel mundial.

Hiperactivos

Recientemente he asistido a una conferencia, bajo el titulo “La infancia bajo el Neoliberalismo”,  en la que se incidió sobre todo en el “déficit de atención” que se esta percibiendo desde los adultos hasta los menores.Lo concretaron fundamentalmente en los niños que llamaban “hiper”, es decir, hiperactivos, hiperconectados, hipersexualizados, e hiperempoderados, explicando el significado de cada una de las hiperactividades y se cuestionó las consecuencias que puede estar suponiendo en la infancia, el tener una vida excesivamente acelerada,  pautada, sin prácticamente resquicio para jugar, suponiendo que esa exigencia de rendir al máximo va en contra de la felicidad, pues se esta aplastando el deseo de los niños, de jugar, de sentir, de inventar, de imaginar…..

La ultima parte de la conferencia se centro en el TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad). Es significativo en mi opinión, que en la  ultima década el número de casos diagnosticados de este trastorno en nuestro país, se haya multiplicado por treinta. Algo esta pasando. La reducción de espacios abiertos, el exceso de actividades, la programación diaria de los niños, ¿Tendrá algo que ver?. Es evidente que este tema preocupa a mucha gente porque la sala estaba abarrotada. Coincido con los ponentes, que sin negar el problema, hay que plantearse el por qué ahora, se esta etiquetando a tantos niños con hiperactividad.

¿Todos los niños diagnosticados son hiperactivos?, es la pregunta. Al parecer entre el 50-60% están mal diagnosticados.  Si esto es real,que no lo dudo, me parece suficientemente importante para plantearse cual es la causa de este sobrediagnostico, qué problemas puede estar generando y se empiece a actuar  desde otros planteamientos.

Vivimos en la sociedad de la información, pero lamentablemente no estamos bien informados. Tengo la sensación de que desde las Aulas no se esta dando la respuesta adecuada a este problema por falta de recursos y de conocimiento en muchos casos . Muchos padres andan perdidos . ¿No sera que es mas cómodo, poner una etiqueta, prescribir una medicación y luego que cada familia haga lo que pueda?. Para evitar que a todos los niños, inquietos, movidos, algo mas difíciles, se les considere niños hiperactivos habrá que ser mas críticos, habrá que plantearse cómo se responde desde las aulas a estas situaciones y habrá que ver, si la única solución es la medicación o hay otras soluciones mejores. Yo creo que es una responsabilidad compartida, el cuestionarse,  si es correcta la manera en la que esta resolviendo este trastorno.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *