¡ La multifuncionalidad de las mascarillas!!!!

No hay mas que darse un paseo por cualquier calle de pueblo o ciudad para observar el uso que se  esta haciendo de las mascarillas. Se utilizan de pajarita, de sombrero, de pulsera, de codera, hasta he visto usarlas de  gafas para evitar el sol en la playa; esto ademas de constatar que hay un porcentaje importante de personas que siguen sin usarlas.

mascarilla

También llama la atención la forma de guardarlas: en el bolsillo directamente, en el bolso sin protegerlas, en la manilla de la puerta, o encima de una cama. Por poner algunos ejemplos.

Me cuesta entender esta actitud. El fin del confinamiento y  las fases de la desescalada, las recibimos todos con la sensación de una gran liberación  y con la esperanza de no tener que volver a pasar por la misma experiencia, a pesar de que ya se venia advirtiendo de la posibilidad de los rebrotes. Para ello se pedía a la población  poner especial cuidado en el lavado de manos, en la distancia social y en el uso de mascarillas. Cuesta creer que haya sido tan drástico el confinamiento y la dura experiencia vivida, con todo lo que se ha ido dejando por el camino, a nivel sanitario y económico y que sea tan frágil la memoria de tantos ciudadanos , que pasan olímpicamente  de las medidas tan sencillas que debe de cuidar la población.

Ya ha comenzado el goteo de rebrotes y las autoridades sanitarias tratan de controlar la situación con actuaciones rápidas y los rastreos correspondientes, para evitar la extensión  del virus a nivel comunitario. Cada día se nos informa de los rebrotes que se están produciendo, de las medidas que se están tomando, de los test masivos que se están realzando, pero salvo en los lugares concretos donde están sucediendo los hechos, parece que el problema no va con una parte de la población.

El virus sigue estando latente y esta a la espera de que nos relajemos un poco mas, en cuyo caso, podria crearse un problema mayor que el anterior.

Los responsables sanitarios, están constantemente apelando a la responsabilidad de los ciudadanos. Yo no solo pediría responsabilidad sino respeto por la vida de los demás.  Los casos detectados en los test masivos  como consecuencia de algunos rebrotes, se han identificado entre personas jóvenes (18-35 años), me estoy refiriendo a datos del  País Vasco, personas que tienen un potencial importante para contagiar  a colectivos vulnerables.

¿Que mas hace falta para que los ciudadanos nos tomemos en serio esta pandemia? Nadie quiere confinarse, todos queremos trabajar, todos entendemos el cansancio de los sanitarios,así como  los problemas de recursos sanitarios que pueden darse en caso de otro rebrote de grandes dimensiones, pero no queremos sacrificar nuestra forma de vida.

Estamos en el momento de decidir si queremos colaborar  con nuestra actitud,  a evitar que el Covid se siga extendiendo y de  convencernos, de que lo que hagamos cada uno de nosotros es fundamental para atajar el problema, mientras no tengamos vacuna o tratamiento. Ya vimos que los resultados del confinamiento fueron efectivos.

Por favor: lavado de manos, distancia social y mascarilla. No es tan complicado.  Solo requiere un poco de disciplina.