Al final del verano y elecciones a la vista

En esta época del año a punto de estrenar el otoño y acabadas las vacaciones por una parte importante de ciudadanos, uno de los temas habituales  de conversación giraba en torno a la depresión o al síndrome  postvacacional , por lo que supone la vuelta al trabajo. Este final de verano el tema estrella,  no es otro que la vuelta a las urnas el próximo día 10 de Noviembre.

Aunque este no es un tema que yo abordo de manera habitual en este espacio de mi blog, es tal la indignación que siento, como la mayoría de los ciudadanos de este país, que quiero expresar alguna reflexión al respecto.

descarga (1)PARLAMENTO

Siendo los partidos políticos incapaces de resolver una situación que a ellos compete, como es la de formar gobierno, pues los ciudadanos ya nos expresamos en cada momento a través de las urnas, vuelven a devolvernos la pelota, porque parece que somos los únicos que tenemos que hacer un ejercicio de responsabilidad,  teniendo que volver a pronunciarnos el día 10 de Noviembre.

¿Que quieren que digamos el día 10, si nos volvemos a encontrar con las mismas caras, las mismas siglas, las mismas listas electorales?. Ya se sabe que algunos partidos van a presentar las mismas listas de candidatos.

Casi nos están obligando a que cambiemos de voto, sin cambiar los candidatos. Esto demuestra la manera absurda de votar que tenemos muchos de los votantes, que en muchas ocasiones votamos por defecto, al no gustarte ningún candidato y de esto se esta aprovechando la clase política. Si fuésemos serios a la hora de votar y el voto en blanco fuese útil, estoy convencida de que habría un porcentaje altísimo de votos en blanco y no como ahora que votas al menos malo, solo por ejercer el derecho al voto.

Se ha demostrado suficientemente con la experiencia que estamos viviendo,  que la clase política actual no se mete en política para liderar un proyecto de país, sino por interés personal o del propio partido, dejando totalmente de lado el interés común.No hay mas que fijarse en el recorrido de estos últimos cuatro años.

En mi opinión esta situación requiere de una seria reflexión por parte de la ciudadanía. No puede ser que se este soportando el enorme costo de unas votaciones, con 140 millones mínimos,  por cada vez que se vota, resultando que la mayoría del papel se va a la basura y que haya tantas necesidades no cubiertas a nivel social, sanitario etc .No se puede permitir que la incompetencia de unos políticos que no saben gestionar, genere tanta paralización de la vida política de este país. Si esto ocurriera en una Empresa del sector privado y la incompetencia de su Gerente o Director generase tanto gastos y despropósitos, no duraba un día mas en esa Empresa. ¿ Por que no ocurre eso con los políticos. ¿Por que no se les obliga a dimitir, ya que ellos no lo hacen de motu propio?

Yo me voy a pensar tranquilamente que hacer con mi voto. No se que hará el resto de ciudadanos, pero no se puede seguir permitiendo que sigan jugando con nuestros votos, ademas de seguir cobrando sus buenos emolumentos por no hacer nada, mientras una parte de la población tiene grandes dificultades para llegar a final de mes.