12 de Mayo, minuto de silencio

Cada año, el 12 de Mayo, las enfermeras de todo el mundo, celebramos el Dia Internacional de la Enfermería, porque conmemoramos el nacimiento de Florence Nigthingale, que fue reconocida como la impulsora de la profesionalización de la enfermería.

12 Mayo

 

Con motivo de esta celebración, el Consejo General de Enfermería, nos invita, a guardar un minuto de silencio,  que sirva de recuerdo y homenaje, a todos los enfermeros y sanitarios fallecidos a causa del coronavirus y también por todos los enfermeros y enfermeras, que se siguen jugando su vida en el trabajo diario, muchas veces con la desesperanza, ante la falta de responsabilidad de una buena parte de la sociedad, como se esta comprobando en estos momentos, tras la supresión del estado de alarma.

Según datos publicados por el Consejo Internacional de Enfermeras (CIE), son mas de 3.000 las enfermeras que han fallecido en todo el mundo, como consecuencia del Covid-19.

Cuando el pasado año, con motivo del confinamiento, se escuchaban tantos aplausos desde los balcones de los ciudadanos, se interpretaba,  que se sentían sensibilizados, ante la situación que se estaba viviendo y ante los sanitarios que estaban dando «todo» por las personas infectadas. Podía incluso entenderse que comprendían, que esos sanitarios,  estaban viviendo los momentos mas duros de sus vidas.

Hoy día nos encontramos que,  hay  cientos de enfermeras, en los centros de vacunación, inoculando miles de vacunas, con el objetivo de acabar con esta pandemia. Pero ni esto, ni el minuto de silencio, ni nada, va a ser suficiente, si cada ciudadano, desde los jóvenes, hasta los mayores, no nos responsabilizamos de cumplir con las medidas de seguridad, para no infectarnos y así evitar infectar al otro.

Yo desde aquí, me uno a ese minuto de silencio y a la petición de que una vez por todas, entre la cordura a esos miles de jóvenes, que parece no tienen mas objetivo que el de divertirse. La salud parece que es un tema de otros.